Caos

¿Hasta van y de dónde llegan nuestros pensamientos? Ni principio ni final, todo es un cumulo de sentimientos que se retuercen entre si, unos con otros, se balancean y se ríen de ti.

Viejas cicatrices

Huyo descalza entre viejas cicatrices que estaban demasiado tapadas por miles y miles de telarañas. Corro sin mirar, gritando y ahogándome en mi desconsuelo y sinrazón. He dejado de entender nada. Tal vez debería desistir mi insistencia en encontrar el porque de todo.

Perdida en tus brazos

Déjame que me pierda entre tus brazos, en tu suave piel que me acaricia en esta noche de verano. Déjame que me pierda en tus miradas azules como los mares que me abrazan en sus mañanas llenas de luz como la tuya. Deja que lentamente me olvide del tiempo y espacio que hay entre nosotros…

Mala memoria

Para ser feliz hay que tener mala memoria. Hay que ser olvidadizo, quizás un poco ingenua, o quizás un poco dramático. Para ser feliz hay que saber aceptar los motivos, los hay o no, por los cuales alguien nos hizo daño. Hay que entender que, a veces, las razones simplemente son preguntas abiertas que no…

¿Hay alguien ahí?

¿Hay alguien ahí? ¿Alguien me ve, me oye, me siente, puede escucharme? ¿Puede alguien mirarme a los ojos y decirme “yo también lo siento”? Yo también me siento sol@ en este mundo con una sociedad de mierda. Me siento incomprendid@ en medio de la ciudad. Me siento abandonada en esta vida donde no se cual…

Sobrevolando

Sobrevolando el mar y la tierra, el mundo se vuelve pequeño, y los pueblos y ciudades se convierten en manchas. Veo pasar pequeñas nubes, más pequeñas que el ala que hay a mi lado, un enorme ala que me eleva. El cielo y sus tonalidades, las nubes dibujando en él lineas opacas perfectas, y en…

Ahí lo dejo.

“Todas aquellas veces y otros asuntos pendientes” de Alejandra G. Remón.

Recuperando textos VII

28/7/2014 Y nos perdíamos en los sueños, en esos universos lejanos donde la realidad de tus deseos más profundos estaban en la palma de tus manos. Nos perdíamos en la lluvia, en la danza de las gotas al caer del cielo gris, en los perfumes que desprendía la tierra con el contacto de la fresca…