Pequeños destellos de arte

img_20190418_1140232908245416139364123.jpg
Foto tomada por la autora del blog

Pequeños destellos de arte en medio de la ciudad

dan vida, brillo, personalidad, presencia. Sigue leyendo “Pequeños destellos de arte”

Anuncios

Pausa

 

Un momento de pausa.

Un poder respirar profundamente. No pensar, solo sentir el momento presente, frente las olas, en su oleaje que viene y va, como suspiros del alma. Sigue leyendo “Pausa”

El Conserje

8448aca740405c9c16b83f7f57af17c6
Pinterest

Estaban todos callados mirando incrédulos a aquel hombre tirado en el suelo. Se acercó apenas unos centímetros el primero que se lo había encontrado. El conserje.

Miró aquel cuerpo que ya no respiraba. Nunca pensó que se encontraría en una situación así pues ser conserje de una escuela no tiene demasiado misterio. Ricardo se fijó en los ojos abiertos y tan vacíos de aquel que fue un hombre en su momento. Pensó en que seguramente tendría familia, hijos, hijas, pareja, personas a su alrededor con las que sentirse lleno de vida. Y recordó que en su casa nadie le esperaba, ni tampoco detrás de la línea telefónica. Sigue leyendo “El Conserje”

Y me voy…

a7b80c8c40a71672317f21a14d3e813c
Pinterest

Y me voy.

Creo que me olvido. Te olvido. Os olvido. Lo olvido todo. Hasta mi cordura.

Creo que necesito gritar. Gritar hasta explotar como un globo bajo el mar. Pero ni si quiera podría hacerlo si tuviera el momento y el lugar, no podría, tendría miedo. Reprimida. Esa represión. De esa que te hace temblar por dentro, de esa que te engulle la voz. Sigue leyendo “Y me voy…”

Fuego

433cd2e90af88f7038603badb47b79ce
Pinterest

 

Un fuego que lamía tu alma lentamente, despacio y sin cuidado.

El fuego de unos ojos despiadados, el fuego de alguien que sin miramientos intentaba descargar su ira contra tu vulnerabilidad. Cómo sacarse de la cabeza esa ira, ese odio, ese fuego abrasador. Cómo lidiar con algo alieno a ti pero que te hace añicos. Sigue leyendo “Fuego”

Perdida, otra vez

3b69f81f68e34f9a70f2d13e3d5423b6
Pinterest

 

Me he vuelto a perder. Otra vez. Y cuesta de ver el camino de vuelta a casa. Las sombras se asoman en las ventanas. El llanto crece en mi vientre. El grito se ahoga en mi pozo.

Me pregunto cuando mis palabras se volverán dulce, dulces como tus besos mi amor.

Me pregunto cuándo volverá mi alegría. No sé quién me la robado esta vez.

Sigue leyendo “Perdida, otra vez”

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑