Cuando sea mayor…

c2ce53dac0fba6a9ba4ddddbcab8e503
Pinterest

Recuerdas cuando de pequeño te preguntaban: ¿Qué quieres ser de mayor? Y estaban los que decían bomberos, médicos, veterinarios, tal vez maestro…. Yo nunca lo llegue a saber de niña. Un día supongo que mi madre también me lo preguntaría, porque recuerdo decirle yo seré escritora, a lo que mi madre me dijo que primero tenía que vivir muchas experiencias y muchas cosas, que tendría que trabajar de algo antes de ser escritora. No recuerdo ciertamente las palabras, pero fue algo así.

Y ahora hay momentos en que me pregunto lo mismo. ¿Qué seré de mayor? Porque a veces me siento pequeña y frágil en situaciones difíciles en el trabajo. Y es que trabajar con autistas en colegios ordinarios no es fácil, si ya no lo es en centros de educación especial, imagínate en uno “normal”. Tampoco lo es lidiar con síndromes de down, ni con síndromes recién descubiertos en lo que no sabes que te encontraras en el futuro de la criatura.

No hay cosa mas desagradable que tener ganas de llorar en un patio lleno de niños porque no sabes arreglar la situación con un niño de 3 años que no habla y además autista (poner un grado en esas edades es muy difícil), tampoco es agradable tener que “pelearte” y aguantar sus gritos, llantos y patadas, sus arañazos y sus pellizcos… El año pasado hubo más de un momento en que tenía ganas de tirar la toalla y dejarlo. Demasiadas tardes llorando en casa me planteaban si valía la pena. Si yo valía para aquello.

Este mismo niño ha cambiado tanto que ahora me lo como a besos, es lo que tienen un trabajo así. Todavía no se lidiar con mis sentimientos. Y es que enseguida les cojo demasiado cariño a los niños.

Excepto este curso con un nuevo niño. Y de nuevo la impotencia, no saber como actuar, no saber que hacer… él no interactua conmigo, con nadie, de hecho, no mira a los ojos, no parece querer comunicarse con nadie. Es lo típico que se dice de un autista, que “vive en su mundo”.

Si todo esto ya resulta complicado imagínate entender como funciona ahora el sistema educativo, el EAP, las nuevas leyes de inclusión. Y es que a primera vista todo es la mar de bonito, todo por el bien de la inclusión de estos niños en el colegio ordinario. Pero luego esta la realidad, muy distinta, y es que no todos los niños de necesidades especiales están preparados, o como se dice también, los colegios y la metodología actual no esta hecha para estos niños.

Todo demasiado complicado. ¿Por qué cambiar algo que funcionaba bien? Recuerdo hace tres cursos (este ya es mi cuarto curso trabajando) cuando empecé a trabajar, fue en un centro de educación especial. Era la primera vez que trabajaba y me enamore la función de educadora de educación especial, porque lo veía todo bastante armónico, donde los protagonistas eran ellos, donde entre ellos se generaban las relaciones sociales de manera natural, donde aquello era un mundo propio donde lo recuerdo todo tan bonito que me enamore de todos ellos (siempre existen momentos de complicación se ha de decir). Tod@s los maestr@s estaban muy bien comunicad@s, siempre había alguien a quien acudir en algún momento de apuro… Dentro de su heterogeneidad había un homogeneidad, que para mi en ese momento era preciosa, y me hizo aprender muchísimo con esos niños tan distintos y especiales…

Y ahora… aquí en una escuela ordinaria… pues no es lo mismo ni por asomo… a veces me parece que es todo un parche… hablan de inclusión, de su socialización, ¿pero con quién? Los alumnos de mi colegio se llevan un desnivel cognitivo y madurativo con los de su edad tan bestia que lo que hacen sus compañeros es cuidarlos, pero no se crean vínculos de amistad… Y eso si el grupo actúa como digo “cuidando”, que no todos los grupos actúan igual ni mucho menos. Y es que uno de mis niños, está en quinto y parece que tenga cinco años, no lee todavía bien, ni a letra de palo, no entiende la mayoría de las cosas…. En fin…

Y es que … hay días que no entiendo nada… recuerdo aquellos días en aquel primer CEE y lo echo de menos, pero, por otro lado, pienso, si al final solo quedaran alumnos asistenciales, como pretenden, es decir alumnos con una discapacidad muy profunda, no podría aguantarlo, ya lo pase un año y bien me costó llegar hasta el final… Experiencias tan distintas de un CEE a otro CEE.

Que complicado es todo… que complicados somos los humanos, nuestros cuerpos, nuestras mentes, nuestras maneras de actuar, de sentir…

Así que de nuevo con las preguntas en la cabeza: ¿estoy en el lugar adecuado? ¿Estoy haciendo lo correcto? ¿Este es mi trabajo?

e4134c5632f477bdadcfd21764662929
Pinterest
Anuncios

4 comentarios sobre “Cuando sea mayor…

Agrega el tuyo

  1. Debe de ser muy difícil, sí. Estoy contigo en que estos niños deben tener su espacio, pues necesitan de una atención y cuidados especiales. Mezclaros con los demás niños en centros ordinarios, como dices, no me termina de encajar. Son trabajos con una gran carga sentimental. Imagínate los médicos o cirujanos, al principio a una persona que se dedica a ello se le tiene que hacer harto difícil lidiar con malas noticias y pérdidas humanas. Pero tienen que hacerse fuerte. A ti te pasa lo mismo. Te has hecho fuerte y ahora te encuentras mejor con estos chicos. Además, como ese niño al que te comes a besos, ves que hay resultados con ellos.

    Eres una persona maravillosa. No cambies nunca.

    Le gusta a 1 persona

    1. Todo es muy complejo en este campo, la verdad, para hablar de ello mejor en persona porque estariamos horas. Me costo publicarlo/escribirlo ya que es un tema delicado y no quiero que haya malinterpretaciones, todavía me siento aprendiz en este trabajo, y cada niño nuevo es todo un reto y empezar de nuevo.
      Eso si como dices cada vez me hago mas fuerte, y también más segura de mi misma.

      “Eres una persona maravillosa. No cambies nunca.” Muchas gracias Álvaro, da gusto que te digan algo asi, sobretodo trabajando en este ámbito.

      Abrazos y besos!!

      Le gusta a 1 persona

      1. Claro que debe ser complejo. Pero por mucho que te costara en mi opinión hiciste bien en escribir sobre esto. Te has desahogado, recuerda que estas cosas resultan hasta terapéuticas. Un besazo.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: