Sauce llorón

Tiñen las flores el prado tupido y verde, se esparcen dejando paso a una explosión multicolor. El viento dulce y cálido remueve los pétalos de las flores, las hiervas altas del campo.

Me siento bajo un sauce llorón, me dejo caer sobre su tronco lleno de vida. Sus ramas rozan libremente la tierra. Observo en silencio la belleza que hay ante mi, ninguna otra comparable con esta, la serenidad, la pureza, la sencillez del lugar evocan en mi una plenitud diferente a cualquier otra.

Después de mucho tiempo me siento tranquila y en paz.

Al fin y al cabo, la última vez que me encontraba bajo un sauce llorón, lloraba lágrimas negras y lucía un vestido blanco lleno de tristeza.

Y es que la última vez bajo esas ramas verdes, las nubes negras cubrían el cielo y esperaba a un jinete sobre su corcel blanco, esperaba unos brazos que rodearan mi cuerpo y mi corazón, esperaba que mi libertad fuera otorgada, esperaba en silencio consumido la llegada de mi felicidad escondida.

La última vez me refugiaba en un sueño con un precioso sauce llorón con ojos cerrados y corazón entumecido…

Pero aquello ya no volverá… aquellos días negros ya no volverán…

El cielo resplandece de color azul, algunas blancas nubes se pasean sobre mi cabeza…

Ya no estoy sola, no es un jinete, es alguien real… no ha vendido a buscarme sobre un caballo sino en autobús… Y soy feliz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s