El gran final IV

CAPITULO IV

  • ¡Corre! ¡Corre! – gritaba alegremente mirando hacia atrás -. ¡No me atraparás nunca!
  • ¡Espera, Lyria! – reía animadamente mientras revoloteaba entre las amapolas recientes de una primavera anticipada-. ¡Ya verás como si!
  • ¡Fíjate las azaleas ya empiezan a florecer! – gritó alto Lyria -. Son tan bonitas – continuo suspirando mientras sus alas temblaban a su espalda de placer ante aquella sencilla belleza-.
  • ¿Has oído eso? – preguntó su amiga-.
  • No, ¿el qué? – Lyria miró por todos lados y ambas permanecieron en silencio unos instantes, apenas se oía el murmuro del río-
  • ¡Mama! ¡Mama! ¡Es por aquí, de verdad! ¡Cuando vine con papa el otro día las vi! –gritaba una niña, se oía de lejos – ¡Eran muy chiquititas pero las vi con mis ojos de halcón, mami!
  • ¡No corras tanto, Eliana! – llamaba su madre-.
  • ¡Lyria humanos! – gritó la pequeña alada-.
  • ¡Ahí! ¡Debajo de la seta, esa tan grande! ¡Yo me esconderé en aquella otra! – gritaba Lyria a su amiga Ámbar-.
  • Cariño, ¿dónde estás? ¡Ya no te veo! –gritaba la madre empezando a perder la paciencia -. Hemos venido a buscar setas no hadas!
  • ¡Pero estaban justo aquí, mami! ¡Las vi, de verdad!
  • Eliana nos hemos desviado del camino, volvamos cariño – dijo la madre cogiendo de la mano a su pequeña-. Otro día vendremos con papa, que se conoce muy bien esta zona de la montaña, pero yo me despisto y me cuesta encontrar el camino. Vamos, cielo.- dijo dándole un beso en la cabeza-.
  • Bueno, vale, pero, ¿volveremos, verdad? –insistió la pequeña Eliana, y su madre asintió con la cabeza-.
  • Parece que se han ido- dijo Ámbar asomando la cabeza desde la seta enorme que había junto a un pino negro-.
  • ¡Que niña, madre mía! El otro día debió vernos. Hacía mucho que no veía a una niña con tan buena vista y menos con tanta ilusión por encontrarnos. – comentó Lyria sacudiéndose los restos que le habían caído de la seta donde se había escondido-. Deberíamos volver nosotras también.
  • Sí, vamos, pero mejor si vamos andando, ¿no crees? –sugirió Ámbar, a lo que Lyria asintió mientras empezaban a retomar camino- Es una lástima que no podamos convivir con los humanos como hace milenios. Mi abuela me explicó bonitas anécdotas con una familia humana. Hace un par de siglos, que a pesar de que nadie hablaba de ello, jamás les hicieron daño sabiendo de su existencia. Es más, me dijo que incluso con la hija pequeña llegó a mantener amistad durante un tiempo.
  • Es cierto, se dan caso hoy en día todavía, pero rara vez. Son los intraterrenos que cada vez los tienen más atados a su manipulación. Me preguntó si finalmente acabaran ganando esta guerra.
  • Sin los humanos no pueden sobrevivir, no los exterminarán,y a las demás criaturas, que para colmo quedamos ya en modo de extinción, tampoco tienen porque intentar eliminarnos, no suponemos ningún peligro, ¿no?
  • No lo sé, supongo que no. A no ser que algún humano explicase algún hecho sobre nosotros, que los demás se lo tomaran en serio y empezasen a cuestionarse su ignorancia. –intentó suponer Lyria-.
  • En muchos países al menos dan la posibilidad de la existencia de vida en otros planetas…
  • Claro, porque han insistido mucho los que vienen de fuera…
  • En verdad no deberíamos de hablar de lo que no conocemos todos los hechos…
  • Cierto, pero no entiendo porque no nos lo quieren explicar mejor – se quejó Lyria-.
  • Creo que ya podríamos acabar el tramo volando –sugirió Ámbar- ¡A ver quién llega primero! –y hecho a volar dejando atrás a Lyria que ya estaba dándose impulso con sus finas piernas y batiendo las alas, dio gracias por tenerlas-.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: